A PROPÓSITO, ACERCA DE LAS PLAGAS . . .

Un artículo explorando las plagas sufridas por la Humanidad en la Historia, la naturaleza de las plagas actuales, y de las plagas profetizadas para el Fin de los Días en la Biblia.

Por Cristo Rey

¿Qué es una plaga? ¿Qué plagas han afectado a la Humanidad en la Historia? ¿Cuáles son las plagas que acosan a la Humanidad actualmente? ¿Cuáles serán las plagas en el Fin de los Días profetizadas en la Biblia?

      El propósito de este artículo es intentar contestar a estas preguntas por medio de una definición de lo que es una plaga, un repaso de la historia de plagas sufridas por la humanidad en el pasado, y una evaluación de las plagas profetizadas en la Biblia para el Fin de los Días, empleando información general, científica, y bíblica sobre estos temas.

      Es la expectativa razonable del autor que los lectores están familiarizados con la historia bíblica y secular de las plagas sufridas por la Humanidad en el pasado, y con las plagas profetizadas en la Biblia para el Fin de los Días, y referencia directa a esas sólo va a ser utilizada cuando sea necesario para reforzar el material presentado.

¿Qué es una plaga?

      Las "Plagas" son enfermedades que le causan graves daños corporales, e incluso la muerte, a un gran segmento de la población humana. Son diversamente llamadas "epidemias," "pandemias," o "plagas." Para efectos de este artículo, se considerara como "plagas" esas enfermedades que afectan a un gran segmento de la humanidad en conjunto temporalmente ("pandemias"), y que son infecciosas (se pasan de un ser humano a otro ser humano), o que son adquiridas de fuentes en el medio ambiente (fuentes animadas o inanimadas), o de animales.

      A pesar de que la ruta más común de infección en plagas es por medio del pasaje de microbios (hongos, bacterias, y virus) de un ser humano a otro, ejemplos abundan de epidemias causadas por microorganismos adquiridos directamente del medio ambiente, plantas, insectos, o animales.

      Las plagas son órgano-específicas, ya que afectan a órganos específicos en el cuerpo humano. Los órganos más comúnmente afectados son la Piel, Sangre (células de la sangre), Cerebro, Pulmones, Hígado, y órganos Sexuales.

      En la piel, las plagas más comunes son los efectos sobre ese órgano de la Luz Ultravioleta (UV) del sol, y que más comúnmente resultan en Carcinoma Basocelular y Carcinoma de Células Escamosas (ambas formas benignas de Cáncer de la piel) o Melanoma (un cáncer maligno de los lunares de la piel).

      En el cerebro, los tejidos más sensitivos son las membranas que rodean al cerebro, las Meninges, y microbios que las invaden causan la inflamación de estos tejidos, la Meningitis. Las plagas más comunes que afectan a la propia sustancia del cerebro causan la Encefalitis (inflamación generalizada del tejido cerebral), la Cisticercosis (una infección de las larvas de la "Solitaria" o Gusano-Cinta), la Leucoencefalopatía Multifocal Progresiva (una rara infección del cerebro que es causada por el virus JC), o la Rabia (inflamación del Cerebro y de la Médula Espinal causada por el virus de la Rabia).

      En los pulmones, las enfermedades infecciosas más comunes son la Tuberculosis, Neumonía, e Influenza, mientras que en el Hígado son las Hepatitis infecciosas (las Hepatitis A, B, y C).

      La epidemia de enfermedades que afectan a los órganos Sexuales son muy diversas, y en la actualidad hay unas 35 de tales enfermedades, entre las más comunes son la Clamidia, el Chancro, el Virus del Papiloma Humano, la Herpes Genital, la Gonorrea, el HIV (SIDA), y la Sífilis, todas requiriendo el íntimo contacto sexual entre las personas afectadas, o el intercambio de fluidos corporales íntimos (fluidos genitales, el sudor, la sangre, o la saliva).

      El método más común de intercambio de microbios entre seres humanos se produce por la ruta aérea (el aire), la víctima respirando los microbios que personas infectadas soltarón al aire circundante.

      Para un número importante de infecciones, el intercambio de sudor entre seres humanos es la segunda ruta más común. Aunque sorprendente, por razones epidemiológicas, el órgano más "sucio" del cuerpo humano es la mano humana, en la medida en que eternamente y obstinadamente alberga el mayor número y tipos de microbios. De hecho, el segundo método más común de infección entre seres humanos envuelve el tocarse el uno al otro, como en el caso del "apretón de manos."

      Esto es así, porque la piel de la mano se compone de piel "plegadiza" o la piel que esta re-doblada por pliegues de tamaño microscópico (comúnmente vistos en las Huellas Dígitales). Estos pequeños pliegues forman crestas y valles en los cuales microbios pueden vivir, y que le proporcionan a los microbios un refugio seguro a los más arduos "lavados de manos." Es prácticamente imposible eliminar por completo los microbios de la mano humana, incluso con los más fuertes productos químicos empleados en el lavado de manos. Los pliegues existen para facilitar la adherencia de los objetos sólidos que normalmente manejamos. Dado que hay constante sudoración (sudor) de la piel en las manos, para facilitar esta adhesión, los valles entre las crestas representan ríos virtuales de tamaño microscópico, ríos de sudor repleto de microbios, e imposible a ser lavados completamente limpios.

      De los tres más comúnes microbios infecciosos (hongos, bacterias, y virus), los virus son los más peligrosos y mortíferos (Wikipedia: Virus), y la Humanidad no tiene prácticamente defensa alguna en contra de ellos. Los virus no son seres vivientes, y como tal, no hay "drogas" farmacéuticas que puedan matarlos, ya que seres no-vivos no pueden ser "matados."

      Los virus secuestran la maquinaria de las células de plantas y animales, para efectuar su propia reproducción, ya que carecen de la maquinaria necesaria para esos fines. La razón los virus carecen de esa maquinaria (o línea de montaje) se debe a su simple composición genética, ya que contienen una mínima constitución genética, la mayoría de los virus son cortos segmentos de ADN (molécula de Ácido Desoxirribo Nucleico) que sólo contiene de 12 a 14 genes, mientras que la maquinaria o línea de montaje para la reproducción biológica requiere el producto de más de 300 genes para construirla y operarla.

      La Humanidad ha desarrollado medicamentos que interfieren con el funcionamiento de dicha maquinaria, pero estas pertenecen a las células infectadas, no a los virus mismos. Los productos farmacéuticos más recientes tienen como objetivo interferir con los medios por los cuales el virus penetra a las células infectadas, pero de nuevo, ninguno de estos medicamentos puede matar a un ser no-viviente.

      La única defensa contra agentes patógenos es el Sistema Inmune de la Humanidad, los antibióticos sólo ayudan a quel sistema inmune disponga de estos agentes. Cuando los agentes patógenos abruman al sistema inmune o ese sistema ha sido debilitado por el estrés o enfermedad, los antibióticos administrados sólo reducen el número de estos agentes para que el sistema inmune entonces pueda gestionar la situación con éxito.

      La cantidad (dosis) de los antibióticos necesarios para librar por completo al cuerpo humano de cualquier agente patógeno sería, en efecto, absolutamente tóxico y letal para el individuo, y causaría su muerte, sería en efecto un veneno letal para el cuerpo. Esta es la razón por la cual la dosis ha de ajustarse individualmente para no perjudicar al paciente (debido a las diferencias en la fuerza de los sistemas inmunes de los individuos), y sin embargo, ser suficiente para ayudar al sistema inmune del sujeto en su trabajo. Este es un acto de equilibrio que, con demasiada frecuencia es imposible y difícil de lograr de manera adecuada y con seguridad, y el resultado es que el paciente es en realidad ultimado por el tratamiento, un resultado muy frecuente en el tratamiento del cáncer.

      La definitiva más mortal y fatídica epidemia humana que jamas pudiera ocurrir, ya ha ocurrido. Es el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana), el causante del SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida). El virus del SIDA paraliza y en definitiva destruye el Sistema Inmune humano, el único sistema de defensa contra los microbios que causan enfermedades que la Humanidad posee. Al hacerlo, el virus del SIDA viola una regla cardinal microbiológica, se convierte en el parásito que destruye y mata al anfitrión del cual depende totalmente para su propia existencia.

      Esta situación representa una paradoja existencial y biológica final, una que representa una nueva y peligrosa situación para la Humanidad, y que la Humanidad esta totalmente impotente para poder remediar. Por el momento, la Humanidad sólo puede mantener la línea, utilizando medidas de salud pública (uso de condones) que no abordan directamente con el problema. Sin embargo, en caso de quel virus del SIDA se mutara a una forma que se puede pasar entre seres humanos por la via aérea (en suspensión en el aire), lo más probable es que amenazaría la existencia misma de la Humanidad actual, resultando en la muerte de 99.9% de la Humanidad actual. Una pandemia que podría calificar como una de las plagas en el Fin de los Días profetizadas en la Biblia.

¿Qué plagas han afectado a la Humanidad en la Historia?

"Una de las primeras plagas documentadas es el Amarna
período de la peste (siglo 14 AC) en Egipto, que pudo haber sido
la causa del repentino abandono de la ciudad de Aten-Akhet
(hoy El-Amarna). La peste bubónica, la poliomielitis y la gripe
han surgido como probable agente causal. La epidemia se propagó
a través de todo el Oriente Medio." (Lista de Plagas Históricas)

      Los más completos relatos de las primeras plagas que acosarón a la humanidad proceden del Viejo Testamento de la Biblia.

      Aunque los Israelitas (doce tribus originales) y más tarde los Judios (miembros de la tribu de Judá), consideraban al clima y a los fenómenos ambientales como "plagas," que acosaban a las tribus, el autor tendrá en cuenta sólo las plagas que son enfermedades que afectan a seres humanos, y que fueron contratadas de otros seres humanos, del medio ambiente, plantas, o animales.

      La primeras plagas mencionadas en el Viejo Testamento son las diez plagas que Moisés y Aarón llevarón a Egipto, cuando Moisés cumplió con la voluntad de Dios en pedirle al Faraón a librar al pueblo Hebreo de sus 400 años de servidumbre en Egipto (Ex 7:20-25, 8:1-32), 9:1-35), 10:1-29), 11:1-10), 12:1-51). Siete de las diez plagas son plagas del medio ambiente de "toda la tierra de Egipto," y sólo tres califican como plagas que afectan a seres humanos (Ex 8:16-19, 9:8-12, 11:1-12).

      Dos de estas plagas, la plaga de piojos (Ex 8:16-19) y la plaga de llagas incurables, Ex 9:8-12), son explicables en términos epidemiológicos modernos. Sin embargo, la décima plaga, la plaga que trajo la muerte a todos los hijos primogénitos de Egipto, pero no a los primogénitos de los Hebreos, por el ángel de la Muerte "pasarlos" (La Pascua) ha desafiado una explicación científica moderna.

      Los detalles son que Dios ordenó a los Hebreos a comer una comida de un cordero sin tacha con panes sin levadura esa noche, y que pintaran las puertas de sus casas con la sangre del cordero. Al ver la sangre en sus puertas, el "ángel de la Muerte" pasaría esa casa, y su primogénito no se vería afectado. Llegó a pasar tal y como se lo describío Dios a Moisés. De hecho, el primogénito del Faraón murió en su casa esa noche, de Fiebre Tifoidea supuestamente, por evaluaciones científicas modernas. Todos los primogénitos de Egipto también murieron esa noche.

      Es la suposición del autor que lo que realmente ocurrió es posiblemente explicable por los siguientes factores:

- Por el término "primogénito" uno tiene que entender que se trata de un primer hijo recién nacido en el hogar. Todos los demás niños, ya nacidos en los hogares Hebreos ya hubieran obtenido la inmunidad a cualquier microbio de la enfermedad que Dios le trajo a Egipto en esa noche.

- No Habian muchos hogares Hebreos que tenían recién nacidos, y por lo tanto muy pocos corrían el riesgo de ser afectados.

- Los Corderos criados por el pueblo Hebreo probablemente ya habían desarrollado inmunidad al microbio de la enfermedad que Dios le trajo a Egipto en esa noche (uno supone que Dios sabía esto de antemano). Por consecuencia, la sangre de los corderos estaba probablemente cargada con anticuerpos en contra del microbio de la enfermedad que Dios le trajo a Egipto en esa noche.

- El pueblo Hebreo recogió la sangre de los corderos sacrificados y se la alimentó o inyectó a los primogénitos en sus hogares, lo que les confirió inmunidad temporal al microbio de la enfermedad que Dios le trajo a Egipto en esa noche.

Esto es similar a lo que se hace en tiempos modernos mediante la inyección de sustancias tóxicas a caballos, la recogida de su sangre una vez que han desarrollado inmunidad a la sustancias tóxicas inyectadas, y el uso de un extracto del suero de su sangre, que contiene los anticuerpos, y la inyección de estos sueros a sujetos humanos que han estado expuestos a estas mismas sustancias tóxicas en concentraciones elevadas, todo el proceso siendo la creación de una "anti-toxina" que salva la vida de los sujetos afectados. Los caballos desarrollan estos anticuerpos más rápidamente y en forma más fuerte quel Sistema Inmune humano puede hacerlo, a tiempo para que este proceso (inyección de suero de caballos) en ellos pueda salvar sus vidas.

- Alusiones a la pintura de la sangre sobre las puertas, y al "ángel de la Muerte," fueron probablemente añadidas después de estos hechos para emfatizar el aspecto religioso del proceso, elevándolo mitológicamente a una racionalizada experiencia religiosa. Sin duda, la fe en Dios de Moisés y del pueblo Hebreo los hubiera inspirado a proceder de la manera descrita especulativamente, y más probable es que Moisés tenía conocimiento previo de que esa plaga estaba a punto de ser desatada en Egipto esa noche, y afectaría a los más vulnerables, los recién nacidos ("primogénitos") de todo Egipto, vulnerables porque sus sistemas inmunes aún todavia no habian desarrollado la capacidad para luchar contra esa infección. La infección fue probablemente la Fiebre Tifoidea.

      Que quede bien claro, que el análisis especulativo presentado anteriormente no representa la intención del autor de destruir o eliminar el contexto Divino de esa historia, o de su mensaje y de su significado, sino todo lo contrario, la intención es el descubrir la realidad verificable, descrita en manera mitológica y alegórica en el Viejo Testamento. Dios no es un ser mitológico, sino una entidad real, y por desgracia, por aceptar literalmente las convenciones primitivas mitológicas de la tribal Religión Hebrea del Viejo Testamento, nos priva de una comprensión intima de cómo Dios realisticamente lleva a cabo Sus "milagros."

      Los realisticos y, sin embargo, milagrosos" resultados de los sucesos antes descritos fue que todos los hijos primogénitos de los Hebreos se salvarón, mientras que todos los primogénitos de Egipto, comenzando con el propio primogénito de la casa del Faraón murierón a causa de la enfermedad que Dios le trajo a Egipto esa noche, de ahí surgío la tradición religiosa de celebrar la "Pascua."

      Dios creó el Universo regido por inmutables leyes físicas y biológicas que aún Él mismo no puede violar sin poner en peligro la estabilidad física del Universo creado por Él. Dios tiene que realizar "milagros," dentro de los límites de las actuales leyes inmutables creadas por Él para garantizar la estabilidad física de Su Creación, de lo contrario, pondría en peligro la estabilidad física de Su Creación.

      Los líderes religiosos Hebreos probablemente alterarón los detalles de lo sucedido, modificando los detalles y las descripciones por el uso de mitología para elevar los hechos a una racionalizada experiencia religiosa, para infundir temor en los oyentes y lectores, y supuestamente aumentar en ellos su fe en Dios. Todas, buenas intenciones, sin duda, pero robandonos a nosotros de la verdad, del conocimiento de la manera realistica de cómo Dios realmente lleva a cabo Sus "milagros."

      Las peores plagas que acosarón a la Humanidad en la historia después de las de Egipto fueron las de la Viruela (430 AC-Presente), el Tifus (430 AC-Presente), la Peste Bubónica ("Muerte Negra" o simplemente "La Peste," en el Siglo VI y el Siglo XIV en Europa, y el Siglo IXX en la China), la Malaria (1600-Presente), el Cólera (1817-Presente), la Gripe Española (1918-19), el SIDA (1978-Presente), y la actual pandemias de la Gripe Porcina (2009) y el Ébola (2014).

      Recientemente, una forma de la Malaria resistente a todas las drogas ha aparecido en el Sudeste de Asia, y se está extendiendo rápidamente desde allí (Call for 'radical action' on drug-resistant malaria).

      Todas estas plagas han matado a cientos de millones de personas en toda la Historia de la Humanidad. Pero dado que el 90% de todos los seres humanos que jamás han existido en este planeta están vivos actualmente, esto representa un número relativamente pequeño. La población total del mundo en la época de Jesús el Cristo, hace 2,000 años atrás, se ha estimado era alrededor de 54 millones, en comparación con los actuales ¡6 o 7 billones! Ahora que existe una mayor población, se puede anticipar que plagas futuras van a matar a

números apocalípticos de seres humanos, sobre todo porque la humanidad está aumentando sus viajes alrededor del mundo y en más corto tiempo.

      A lo largo de la Historia, la Naturaleza, ha mantenido epidemias aisladas, esto en virtud del aislamiento geográfico de las poblaciones afectadas, como en África, la India, y Asia. Con el advenimiento de los modernos aviones Jets, y la popularización del Turismo, un número pequeño de ciudadanos de la Humanidad, están "en busca" de "plagas novedosas" para introducir a sus países de origen, creando así una situación muy peligrosa para el resto de la Humanidad. Este factor va a ser muy importante en el cumplimiento de las profecías en el Libro del Apocalipsis del Nuevo Testamento de la Biblia en relación con las plagas en el Fin de los Días.

      Varios ejemplos de estos desarrollos ya se han registrado, e incluyen la introducción por misioneros a los países europeos de plagas anteriormente aisladas en África, como los virus de SIDA, y de las fiebres de Ébola, Lassa, y Hanta (e.g., Guinea's Ébola battle: steps taken to contain virus, West África on Ébola virus high alert, Lassa Fever Reported in US Traveler Returning from West África, Could Ébola Spread to the United States?), y la introducción en las Américas del Virus del Río Nilo y el virus de la Dengue Hemorrágica, todas antes limitada a África y al Medio Oriente.

      Recientemente, se descubrió que el virus de Ébola de África puede extenderse por viajes por aerolíneas:

"El hecho de que el viajero de Liberia fue capaz de embarcarse en un vuelo internacional
plantea también nuevos temores de que otros pasajeros podrían llevar la enfermedad
más allá del África
debido a la débil inspección de pasajeros
y el hecho de que los síntomas de Ébola son similares a los de otras enfermedades."
(Muerte en Nigeria muestra que Ébola puede propagarse por el transporte aéreo)

      El más grave peligro para la Humanidad es que algun aún sin-descubrir virus de rápida propagación, capaz de matar al 100% de los infectados, y en sólo 20 minutos después de ser infectados, pueda ser recogido por cualquiera de los misioneros, trabajadores voluntarios en el tercer mundo, o turistas, y sea llevado a Europa y a las Américas. Este escenario de pesadilla es de una posibilidad y probabilidad muy alta, dada la globalización de los contactos humanos causado por los modernos viajes rápidos por aviones tipo "Jets."

      La humanidad esta involucrada en un juego a muerte con Dios y con la Naturaleza, la agencia creada por Dios para su creación y cuidado, y estan desafiando las inmutables Leyes Físicas y Biólogicas de la existencia en este tipo de comportamiento, bien conocido por los biólogos, que a su vez permanecen en silencio acerca del muy probable mortalmente fatídico resultado de estas prácticas . . .

      Otro gran peligro para la humanidad la plantea el uso del Petróleo, sustancia que la Naturaleza había escondido en lo más profundo de la Tierra, como contacto con él representa un "peligro claro y presente" a la salud epidemiológica de la Humanidad. Un antiguo virus, en existencia mucho antes de la aparición del hombre moderno sobre este planeta (cientos de millones de años atrás) pudo haber sido atrapado en el Petróleo mientras que el material orgánico que dio lugar al Petróleo estaba todavia pudriéndose, un virus que no ser humano moderno tiene la capacidad inmune de resistir puede ser desatado por la extracción del Petróleo de la tierra. Los primeros seres humanos afectados serían los propios trabajadores de Petróleo, pero ellos rápidamente infectarían al resto de la Humanidad.

      Un segundo gran peligro para la humanidad lo plantea el reciente Calentamiento Global y por consecuencia el derretimiento de las capas polares de la Tierra. Antiguos virus letales, en existencia mucho antes de la aparición del hombre moderno sobre la Tierra pudo haber sido atrapado en el hielo de las capas polares, y pueden ser desatados por el actualmente derretir de esas capas. Varios ejemplos de virus desatados por este medio ya se han registrado, y por su rápida propagación por el aire, haciendo imposible para los científicos poder atraparlos, identificarlos, o determinar qué peligro ellos representan para la Humanidad.

      Una tercera, e imposible de derrotar situación es planteada por el uso indiscriminado de antibióticos en pacientes hospitalizados, y el uso de retardantes y preservativos en alimentos procesados. Estas dos prácticas están obligando a los microbios a desarrollar resistencia a esas sustancias antibióticas por medio de mutaciones que les confieren la capacidad de ellos sobrevivir en perpetuidad aún en su presencia.

      La vida y los seres vivientes tienen UNO y sólo un Imperativo biológico, y es su supervivencia por medio de su reproducción a toda costa, y esta es la razón por la cual ocurren con gran frecuencia las mutaciones de resistencia a cualquier amenaza a ese imperativo. Los factores necesarios para la creación inicial de la vida no pueden repetirse constatemente en la Naturaleza, el Universo tiene que cambiar y progresar, por eso su propia reproducción fue introducida en la Vida y en los seres vivientes como un "Imperativo" o "Mandamiento" biológico para su superviviencía a perpetuidad, sino la Vida desaparecería del Universo por falta de su re-creación (por medio de su propia reproducción).

      Sólo una semana después de la introducción de la Penicilina por el hombre como históricamente uno de los primeros antibióticos, ya habian aparecido cepas de bacterias resistentes a la Penicilina, para lograr la supervivencia de las bacterias mediante el desarrollo de mutaciónes adquiriendo genes de resistencia a la Penicilina, y de hecho, la ingestaban como alimento.

      Bacteriófagos o virus que infectan a bacterias pasan esta resistencia genética a otros tipos de bacterias, los virus accidentalmente adquiriendo estos genes de resistencia en el proceso de la reproducción de sí mismos dentro de las células bacterianas que ya poseen estos genes, los Bacteriófagos luego depositan esos genes de resistencia en otros tipos de bacterias que van infectando serialmente, y por lo tanto, la propagación de la resistencia a los antibióticos en las bacterias es imparable.

      Ya existen bacterias que son resistentes a TODOS los antibióticos en manos de la Humanidad. Ya que algunas de estas bacterias tambien poseen resistencia al fuego y a todos los productos químicos letales conocidos por el hombre, entonces son prácticamente "indestructibles," y algunas son la causa de las más malignas enfermedades humanas . . . ejemplos hoy en día son algunas formas de las bacterias de la Tuberculosis y de la Gonorrea, y es mucho más probable que aparezcan muchas más en el futuro, mientras los Bacteriófagos logran su propagación . . .

      El futuro epidemiológico de la Humanidad es bien triste y deprimente . . .

¿Cuáles serán las plagas en el Fin de los Días profetizadas en la Biblia?

      La Humanidad en el futuro sera acosada por una combinación de Pandemias ya establecidas:

- El SIDA, las fiebres de Ébola, Lassa, y Hanta, la Tuberculosis Multi-resistente a Fármacos (MDR-TB), la Peste Bubónica, la Gripe Aviara (el virus H5N1), la actual Gripe Porcina (el virus H1N1), la Viruela, y el recién descubierto Síndrome Respiratorio del Oriente Medio (MERS virus, Ébola epidemic is 'out of control').

      Sólo una de las siete plagas mencionadas en el Libro del Apocalipsis profetizadas a ocurrir durante el Fin de los Días es una enfermedad afectando a seres humanos, el resto son plagas "sobre la tierra o el medio ambiente:"

"Y el cuarto ángel derramó su copa sobre el sol;
y el poder se le dio a él para quemar los hombres con fuego.

Y los hombres se quemaron con el gran calor,
y blasfemarón el nombre de Dios,
que tiene poder sobre estas plagas:
y no se arrepintierón para darle gloria.

Y el quinto ángel derramó su copa
a la sede de la bestia;
y su reino se llenó de oscuridad;
y mordierón sus lenguas de dolor,

Y blasfemarón contra el Dios del cielo por
sus dolores y sus llagas,
y no se arrepintierón de sus actos." (Ap 16:8-11)

      Este pasaje deja poco a la imaginación, y se refiere claramente a las dos catástrofes ambientales actuales, el Calentamiento Global y la destrucción de la Capa de Ozono, ambas causadas por actividades industriales de la Humanidad, y por el uso de "combustibles fósiles" en la transportación.

      El calor se refiere a una exacerbación de la tendencia actual del calentamiento global, y las "llagas" de que la Humanidad sufre se refiere claramente al Cáncer de la piel causada por el aumento de la radiación de Luz Ultravioleta (UV) provocada por la destrucción de la Capa de Ozono, la capa de gas que reduce la incidencia de Luz Ultravioleta (UV) sobre la superficie de nuestro planeta, el mayor aumento de la radiación de Luz Ultravioleta (UV) aumentara en forma apocalíptica los casos de Carcinoma Basocelular, Carcinoma de Células Escamosas, y Melanoma en la piel. Estos efectos no son traidos por Dios en ese momento, pero son el resultado de la contaminación de la atmósfera por la Humanidad para su propio detrimento. El relato mitológico empleado arriba por lo tanto, describe una situación muy real, una situación que ya comenzó a medianos del Siglo 20 (de los 1960s en adelante) . . . ¡Estamos muy cerca del Fin de los Días!

      Los trastornos del medio ambiente biológico, y las plagas profetizadas en el Libro de Apocalipsis del Nuevo Testamento de la Biblia para el Fin de los Días, van a matar a dos terceras partes de la Humanidad existente en ese momento . . .

Comida para la Mente

"Porque, he aquí, viene el día,
que se quema como un horno
;
y todos los soberbios, sí,
y todos los que hacen maldad serán rastrojo:
y el día que viene los abrasará ,
dice Jehová de los ejércitos,
que no les dejaran ni raíz ni rama." (Mal 4:1)

      Este pasaje del Viejo Testamento se refiere a la misma situación profetizada en el Libro de Apocalipsis Capítulo 16 Ap 16:8-11. La "raíz" se refiere a sus antecedentes (padres, abuelos, etc.), y la "rama" se refiere a sus hijos y nietos, ya que ninguno de esos serán exentos de esa plaga . . .

"Estas cosas os he hablado en proverbios:
pero el tiempo viene,
cuando no voy a hablarle a vosotros en proverbios,
pero que claramente os anunciaré sobre el Padre
." (Jn 16:25)



Escriba a: cristorey@reycristo.com

Revisado: 9/18/14

Free Hit Counter
Website Hit Counters